Turismo en el Caribe: climáticamente inteligente y sostenible

Antecedentes del proyecto

Desde hace varios años, los gobiernos en el Caribe han considerado prioritaria la gestión del impacto y los riesgos relacionados con el clima y los desastres. En 2014, cuando la Organización de los Estados de África, el Caribe y el Pacífico (ACP) creó el Programa de Gestión de Riesgo de Desastres Naturales (GRDN) con financiación de la Unión Europea, el Banco de Desarrollo del Caribe (BDC) se convirtió en uno de los primeros socios implementadores. El Programa de GRDN, que es una iniciativa de 20 millones de euros, tiene por objeto la mejora de capacidades del Caribe para la preparación, gestión, respuesta y recuperación ante el posible impacto de peligros naturales.

El Programa de GRDN ha financiado una serie de proyectos de desarrollo de resiliencia y trabaja en estrecha colaboración con agentes regionales. Uno de estos interlocutores es la Organización de Turismo del Caribe (OTC). La OTC, que reconoció el impacto del cambio climático en el sector del turismo en el Caribe, adoptó medidas para crear resiliencia en el sector a través del proyecto «Apoyo a una Industria del Turismo del Caribe Sostenible y Climáticamente Inteligente».

Actores para la implementación y responsabilidades

Amanda Charles, especialista en Turismo Sostenible en la Organización de Turismo del Caribe, explica que, gracias al apoyo de la GRDN, la OTC logró en 2017 la adjudicación de este proyecto del que se beneficiaron dieciocho Estados miembro de la OTC y del BDC.

Objetivos

El proyecto tuvo como eje central el refuerzo de la capacidad de la OTC y de los Estados miembro de la OTC y del BDC para incorporar consideraciones sobre la reducción de riesgo de desastres y el cambio climático a las operaciones, la planificación y las políticas del sector turístico. Asimismo, las actividades clave del proyecto conllevaron la preparación de un documento estratégico y de una guía de gestión de riesgo de desastres para el sector turístico en el Caribe. Dichos elementos también derivaron en la recopilación de una serie de productos de conocimiento relacionados con las buenas prácticas para un turismo responsable y sostenible.

Logros

El proyecto ha logrado reforzar las capacidades de las partes interesadas del turismo en el Caribe. La OTC publicó 3 productos clave del proyecto: (a) el Marco de Desarrollo y de Política para un Turismo Sostenible en el Caribe, (b) la Guía para la Gestión del Riesgo de Peligros Múltiples para el Sector del Turismo en el Caribe y (c) la Plataforma de Formación de la OTC y dos Formaciones en Línea. La OTC presentó una campaña de educación y de sensibilización del turismo regional a través de sus redes sociales Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn. La Campaña también incluyó una miniserie de 7 vídeos producidos y emitidos por CaribVision Television. Dicha Campaña llegó a más de 2,3 millones de espectadores en 23 países de la región. De esta manera, se consiguió que más de 300 000 personas compartieran, dieran me gusta o comentaran las 80 imágenes publicadas.

El proyecto promovió el desarrollo de capacidades gracias a cinco talleres de formación nacionales en los Estados miembro considerados muy vulnerables que recientemente se habían visto afectados por peligros extremos. Entre ellos, se encuentran Haití, Dominica, Las Bahamas, Belice y Jamaica. Por último, se concibió una postal atractiva para orientar a los visitantes hacia la región e igualmente se diseñó y distribuyó un cartel con consejos para empresas turísticas.

Características del proyecto

Año: 2017

Coste total del proyecto: 618 423 €

Agencia que lo implementa: Organización de Turismo del Caribe

Zona beneficiaria: Miembros de la OTC y Estados miembro prestatarios del BDC

Cooperación y asistencia técnica: Banco de Desarrollo del Caribe

Financiado por: la Unión Europea a través del Programa de Gestión de Riesgo de Desastres Naturales en el CARIFORUM

Turismo en el Caribe: climáticamente inteligente y sostenible. Descargue el documento PDF

Fortalecimiento de las estructuras organizativas y funcionales de Gestión de Riesgo de Desastres en República Dominicana

Los principales desafíos

Debido a su situación geográfica, la República Dominicana es un país expuesto a un amplio número de amenazas de origen natural o causadas por el hombre. El objetivo del proyecto titulado «Fortalecimiento de las estructuras organizativas y funcionales de Gestión de Riesgo de Desastres en la República Dominicana» era ayudar a reducir la vulnerabilidad y la exposición a estas amenazas.

Actores para la implementación y responsabilidades

La Comisión Nacional de Emergencias y la Dirección General de Cooperación Multilateral coordinaron este proyecto, financiado por la Unión Europea. Dicho proyecto se realizó gracias a la acción coordinada de los líderes y técnicos de más de trece instituciones que forman parte de la Comisión Nacional de Emergencias.

Un proyecto global ejecutado a través de más de veinte acciones distintas

Para alcanzar los tres resultados esperados del proyecto, se han implementado más de veinte acciones. Con el objetivo de impulsar una cultura de reducción de riesgo de desastres, se desarrolló un plan nacional de desarrollo de capacidades para la gestión de riesgo de desastres para la Escuela Nacional de Gestión de Riesgos, con una estrategia de implementación de cinco años. Gracias al proyecto, se ha ejecutado el cuarenta por ciento de este plan, lo que se traduce en 30 cursos de formación para más de 1000 actores importantes a nivel local y nacional.

Como parte del proyecto, se creó y lanzó el Sistema Integrado Nacional de Información (SINI), cuyo objetivo es organizar y aprovechar los datos sobre amenazas, vulnerabilidades y riesgos para evaluar la capacidad de respuesta de las instituciones encargadas de gestionar los desastres.

A nivel regional, una reunión regional del Caribe acogió a 170 participantes de 15 países para intercambiar experiencias e impulsar la cooperación, la colaboración y las conexiones de la región.

Con el fin de fortalecer la resiliencia y las capacidades locales de gestión de riesgo de desastres a nivel municipal, y para promover el desarrollo sostenible en áreas vulnerales, se analizaron los Comités de Prevención, Mitigación y Respuesta, y se evaluaron y priorizaron los asentamientos humanos de alto riesgo. Además, se crearon siete redes comunitarias a las que se formó y que fueron aprobadas: 3 en Santiago de los Caballeros; 2 en San Juan de la Maguana y 2 en San Felipe de Puerto Plata.

En colaboración con la Escuela Nacional de Gestión de Riesgos, la Universidad Autónoma de Santo Domingo y la Universidad del Caribe, más de 121 evaluadores recibieron formación sobre indicadores de seguridad para infraestructura esencial. Estos llevaron a cabo evaluaciones prácticas de niveles de resiliencia, seguridad y vulnerabilidad.

Equipos multidisciplinares simultáneos conformados entre otros por geólogos, ingenieros, administradores y técnicos de los proveedores de servicios aplicaron a 20 importantes acueductos una innovadora herramienta nacional desarrollada para determinar los indicadores de seguridad para los acueductos.

Además, en colaboración con la Oficina Nacional de Evaluación Sísmica y Vulnerabilidad de Infraestructura y Edificaciones, se diseñó una metodología estándar, a la que se dio validez para evaluar la vulnerabilidad sísmica de infraestructuras y edificaciones.

Resultados prometedores

A través de sus múltiples acciones y resultados, el proyecto contribuyó al fortalecimiento, la sensibilización, el desarrollo de capacidades, el equipamiento y la potenciación de las instituciones y de los actores que participan en la reducción del riesgo de desastres. Esto supone la continuación de la política nacional del gobierno dominicano, centrada en seguridad territoral y con un enfoque sostenible, transformador e inclusivo, para seguir construyendo una nación más fuerte y más resiliente.

Características del proyecto

Año: 2014 – 2019

Agencia que lo implementa: Comisión Nacional de Emergencias

Zona beneficiaria: República Dominicana

Financiado por: la Unión Europea a través del Programa de Gestión de Riesgo de Desastres Naturales en el CARIFORUM

Fortalecimiento de las estructuras organizativas y funcionales. Download the PDF version

Sistema de alerta temprana de inundaciones en la cuenca del Río Cobre

Los principales desafíos

La ubicación de Jamaica, su geología, su topografía accidentada, sus estrechas llanuras costeras y su densa red fluvial la convierten en una isla expuesta a desbordamientos. Dada la frecuencia de las inundaciones repentinas, se han adoptado medidas para fomentar la instalación de sistemas comunitarios de alerta temprana (SAT) de inundaciones. Se trata de reducir los daños materiales y el deterioro de los medios de subsistencia y salvar vidas en las comunidades más vulnerables. Se han colocado SAT comunitarios de accionamiento manual en siete ríos, y en el Río Cobre, en la Parroquia de Santa Catalina, se instaló un SAT automatizado. El Río Cobre tiene la tercera unidad de gestión de cuenca más grande de Jamaica, que cubre una área de drenaje de unos 646 kilómetros cuadrados.  Sin embargo, las redes de transmisión de datos y el seguimiento de inundaciones no estaban operativos desde 2015 debido al impacto de rayos.

Implementación

El objetivo del proyecto era ayudar a mejorar el sistema de alerta temprana (SAT) de inundaciones para la cuenca del Río Cobre. Para ello, se apoyó el envío de notificaciones tempranas y precisas a las principales partes interesadas y a los residentes para reducir la pérdida de vidas y los daños provocados por las inundaciones.

El Banco de Desarrollo del Caribe supervisó la gestión del proyecto, confiada a la Autoridad de Recursos Hídricos de Jamaica.

Se actualizaron las estaciones de medición del caudal y de evaluación del terreno y se conectaron a un servidor central para la transmisión de datos en tiempo real. El nuevo sistema aprovechó la energía solar renovable para mantener el flujo constante de datos durante fenómenos meteorológicos extremos, algo que brindó información más precisa y pertinente.

«Es realmente esta pertinencia la que salva vidas», aseguró Peter Clarke, director ejecutivo de la Autoridad de Recursos Hídricos.

Características del proyecto

Año: 2017

Coste total del proyecto: 305 596 €

Agencia que lo implementa: Autoridad de Recursos Hídricos de Jamaica

Zona beneficiaria: Parroquia de Santa Catalina, Jamaica

Cooperación y asistencia técnica: Banco de Desarrollo del Caribe

Financiado por: la Unión Europea a través del Programa de Gestión de Riesgo de Desastres Naturales en el CARIFORUM

Sistema de alerta temprana de inundaciones en la cuenca del Río Cobre. Descargue el documento PDF